¿Por qué Mindfulness? ¿Por qué ahora?

En el siglo XXI vivimos una época de crisis, de globalización y de auge de la tecnología marcado por un importante desequilibrio psicológico de la población como consecuencia. Los rápidos y radicales cambios que se suceden nos obligan a una adaptación continua que causa estrés y problemas psicológicos de distinta índole. Una de las evoluciones en las que nos encontramos inmersos es la de la conciencia, hacia una conciencia no egoíca, sino transpersonal y no-dual, quizás como respuesta a la tensión producida por el ritmo acelerado que no podemos seguir (Simón, 2011).

pink-1635387_1920
Como humanos, nuestra mente genera continuamente sufrimiento emocional en distintas intensidades, ya que hemos evolucionado para sobrevivir, y la selección natural ha primado la supervivencia de las especie. Eso ha provocado que esos instintos y capacidades que ayudan a la especie hayan creado consecuencias negativas para los individuos. Nuestro cerebro está continuamente evaluando el entorno y aprendiendo de él para adelantarse a posibles peligros que pongan en riesgo nuestra vida, pero hoy en día ya no tenemos muchos de esos peligros que antaño podían causarnos la muerte. Así, la mente adapta esos pensamientos a nuestra vida y nos manda pensamientos negativos recurrentes, juicios, planes y visión de futuro. Esto implica que no vivimos el presente y genera mucha insatisfacción, que puede desembocar en problemas de autoestima, trastornos del estado de ánimo, entre otros. Como respuesta a los problemas humanos, muchas culturas han desarrollado sus propias formas de cultivar la conciencia plena, conformadas por visiones filosóficas o religiosas. Gracias a ellas, conseguimos disminuir el sufrimiento adicional que nosotros mismos añadimos al dolor y nos ayuda a mantenernos en la relativa seguridad del momento presente. Al fin y al cabo, ese sufrimiento añadido nos afecta en facetas tan importantes como nuestro ánimo, autoestima, relaciones amorosas y sociales, bienestar subjetivo…entre otras (Siegel, 2011)

theravada-buddhism-1868841_1920.jpg
Por tanto, el ser humano ha intentado en toda su historia descubrir las causas de su sufrimiento y cómo aliviarlo, ya que tener un cuerpo físico implica dolor asociado a la enfermedad, la vejez y la muerte. Además también luchamos con la adversidad y, a pesar de llevar una vida relativamente fácil, sufrimos cuando no conseguimos lo que queremos, cuando perdemos lo que teníamos y cuando tenemos que aceptar lo que no queremos. En esta línea, el mindfulness nos ayuda a arrancar de raíz costumbres de la mente que producen infelicidad (Siegel, Germen y Olendzki, 2009).

portada-natgeo-meditacion-mindfulnessLo que está claro es que el mindfulness está en auge. Muchas de las personas que en los años 60-70 practicaron meditación en busca de espiritualidad han llegado a ser investigadores clínicos o profesionales de la salud mental y al haberse beneficiado de esas prácticas, ahora las comparten con sus pacientes. Si a eso añadimos que la meditación es uno de los métodos que en la actualidad está siendo más estudiado y validado por la investigación científica (Walsh y Shapiro, 2006; citado en Siegel, Germen y Olendzki, 2009) y que las pruebas aportadas avalan que el entrenamiento de la mente cambia el cerebro (Begley, 2008; citado en Siegel, Germen y Olendzki, 2009), tenemos una explicación clara de por qué surge ahora con tanta fuerza (Siegel, Germen y Olendzki, 2009).

Además, en los últimos años, la psicología ha relacionado aspectos espirituales de las personas como algo imprescindible para la salud mental y la importancia de los valores a la hora de movernos por la vida, ya que estos últimos se asocian a cualidades positivas como mayor bienestar psicológico, menor frecuencia de trastornos psiquiátricos y mayor resiliencia y fortaleza de carácter (García-Campayo y Demarzo, 2015).

buddha-199462_1920.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s