Comer sano fuera de casa

Uno de los problemas que más personas que quieren llevar una alimentación saludable se encuentran es sin duda comer fuera de casa. En una sociedad como la nuestra, en la que la comida está asociada a celebraciones sociales, es un punto importante que debemos contemplar y tener en cuenta. Todos sabemos que precisamente la comida que sirven habitualmente en los restaurantes y bares no es saludable, entonces… ¿por qué seguimos haciéndolo? pues evidentemente por seguir manteniendo vida social, algunos por darse un capricho de vez en cuando y a otros porque no les queda más remedio por el trabajo que tienen.

street-1285136_1920.jpg

En este artículo os voy a dar una serie de consejos que pueden seros útiles para intentar mantener una alimentación saludable sin excluir esas salidas que nos gustan y necesitamos tanto. Al fin y al cabo, todo es cuestión de organizarse y de pensar por anticipado.

  1. Lo primero es ver cuántas veces salimos a hacer cualquier comida fuera de casa al mes para contar con datos reales y hacernos conscientes. La clave sería el primer mes apuntar en la agenda qué días has salido y qué has comido.
  2. Una vez tenemos los datos, podemos ver qué salidas se podían haber evitado haciendo planes alternativos… Algunas salidas gastronómicas son programadas por compromiso o porque nos apetecen, pero otras pueden evitarse.
  3. Podemos plantear planes alternativos a esas salidas. Si el plan en sí no es comer fuera sino por ejemplo ir al cine, la clave es cenar en casa y luego ir al cine. La salida la haces igualmente, sólo que evitas cenar fuera. Si el plan es tomar y picar algo con tus amigos, siempre puedes hacer una comida antes de salir de casa para evitar el picoteo y limitarte a acompañarles con una bebida.
  4. Según con quién vayas a salir a comer puedes plantear un picnic. No hay nada como el buen tiempo para planear una salida al campo y llevar tuppers con comida casera saludable para disfrutar a la sombra de un árbol, rodeados por un entorno limpio y natural. Suelen ser muy divertidos y una salida especial, poco común, que gusta a mayores y a pequeños.
  5. Intenta siempre tener comida real lista en tu frigorífico o congelador. Es muy habitual que salgamos a comer fuera porque no tenemos comida en casa ni ganas ni tiempo para cocinar. Es una buena idea tener una buena organización del menú semanal (hacer cereales y legumbres en buena cantidad para toda la semana) y una lista de recetas que se puedan hacer en cinco minutos como cuscús, ensaladas, pastas integrales, verdura para saltear congelada…
  6. Lleva siempre comida encima. Así, si te entra hambre improvisada tienes una opción saludable en vez de caer en procesados que no te van a aportar ningún nutriente. Puedes llevar fruta o incluso cosas más contundentes, como galletas de avena caseras hechas en un momento en la sartén, patatas asadas, bolas de arroz integral envueltas en nori… seguro que algunas ideas más se te ocurren. Si tus salidas son por trabajo, tal vez puedas llevarte comida casera en un tupper y comer allí mismo, eso sí, dejando 5 minutos para que puedas salir de tu centro de trabajo a airearte un poco y a estirar las piernas, o llevarte algún alimento de los que hemos dicho para pasar la jornada y luego comer bien en casa complementando con verduras y más carbohidratos.
  7. Sé creativo en tus comidas semanales. Si siempre comes lo mismo es lógico que el cuerpo te pida algo original y especial. Puedes probar a hacer comidas temáticas especiales en casa como comidas del mundo o probar a hacer versiones sanas de comida rápida como hamburguesas vegetales, patés vegetales, salsas, pizzas, patatas, cremas de cacao, bizcochos, postres… puedes encontrar muchas recetas sanas aquí.
  8. No olvides practicar Mindfulness. Te ayudará a tomar conciencia y en el proceso, sobre todo con los episodios de ansiedad y de adquisición de nuevos hábitos. Visita el apartado sobre el tema de este blog ;).

aesthetic-2093136_1920.jpg

Supongamos que teniendo todo esto en cuenta hacemos una salida ya sea por compromiso social o porque nos apetece y punto. Tengamos en cuenta los siguientes consejos:

  1. Intenta no ir con un hambre voraz. Come algo saciante y sano antes de salir de casa como copos de avena con fruta o algo que te llene y sea nutritivo. Así en el restaurante no pedirás platos como si no hubiese un mañana.
  2. Elige restaurantes con ojo. Evita sitios de comida rápida y elige lugares donde sepas que la comida que se sirve es fresca, al menos. Hay infinidad de sitios donde podemos comer cosas más o menos saludables como restaurantes veganos, indios, árabes, algunos chinos, japoneses, o donde sirvan comida mediterránea. Siempre puedes llamar de antemano para preguntar si te pueden hacer alguna alternativa, sobre todo si eres vegano, alérgico a algo o no tomas aceites extraídos; en general te encontrarás gente muy maja que adaptarán platos para ti.
  3. Una vez allí si no has llamado de antemano, cuando mires la carta, intenta elegir aquellas cosas que sean más sanas. Ya, muchos decimos “¡joe, es que para una vez que salgo no me voy a comer una ensalada!. Bueno, ni es necesario que pidas una ensalada ni todas las ensaladas que venden son saludables ¡cuidado con sus ingredientes y aliños!. Guíate sobre todo por evitar platos muy grasientos como frituras, hojaldres, productos de origen animal o derivados como el queso, e intenta pedir cosas cocinadas al vapor o a la plancha. Algo habrá seguro que puedas comer en la carta o que te hagan al momento como unas verduras salteadas, que prácticamente te hacen en cualquier lado. Recuerda que también puedes preguntar si te pueden hacer algún plato quitando alguno de los ingredientes si no te convence. Si vas a un wok, mejor que cojas alimentos frescos y le pidas al cocinero que te lo haga con salsa de soja o simplemente con agua, en vez de decidirte por los platos preparados que tienen ya ahí puestos, que suelen ser una bomba para el organismo en cuanto a grasas, sobre todo las salsas.
  4. El momento del postre también es crucial. Estamos acostumbrados a terminar las comilonas con algo dulce y pesado, una mala costumbre. Aquí tienes distintas opciones: puedes pedir algo de fruta natural o pasar directamente del postre y pedir una infusión de hierbas para tener algo con lo que acompañar a los demás.
  5. Cuidado con las bebidas. Normalmente enfocamos nuestra atención en los alimentos sólidos como insanos. Pero algunas bebidas contienen azúcar oculto o alcohol que no son buenas para nuestro organismo y están relacionadas como factores que predisponen a enfermedades importantes y típicas de nuestra sociedad. Intenta dejar definitivamente los refrescos y cambiar la cerveza y el vino por agua o por infusiones de hierbas.

sushi-491425_1920.jpg

Sí, sé que parece un sinvivir, pero no lo es. Muchas personas son la prueba de que se puede llevar un estilo de vida saludable sin prescindir de las salidas sociales. Cuando intentamos hacer un cambio es cuando nos damos cuenta de cuántas cosas tenemos que cambiar y que la suma de todas esas cosas es la que no nos deja tener una vida sana. Ve introduciendo los cambios poco a poco, con conciencia, para que tu cuerpo y tu mente se vayan acostumbrando. Date tiempo. Más vale realizar pocos cambios mantenidos en el tiempo que intentar hacer un cambio drástico que no podamos mantener. Poco a poco. Yo tardé 4 años en integrar todos los cambios de alimentación en mi vida y todavía sigo aprendiendo. ¡Ah, y por cierto! No pasa nada por darse un capricho de vez en cuando. No es cuestión de obsesión, es cuestión de adquirir hábitos saludables, tanto físicos como mentales.

No te pierdas la web de cocina real del cocinero David Guibert llena de recetas saludables que te harán la vida mucho más fácil y tampoco te pierdas otras publicaciones de este blog para acompañar y afianzar los cambios hacia una vida más plena y sana. Ánimo que se puede.

eat-2378726_1920.jpg

2 comentarios en “Comer sano fuera de casa

  1. Hola, no tienes idea lo que me encanta leer tu blog, muchas gracias por sacar tiempo para darnos tan bueno consejos, un abrazo desde Costa Rica, pura vida!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s