Retomar la rutina de ejercicio

Es habitual que tengamos periodos en los que dejamos un poco de lado la rutina de ejercicio.

En muchas ocasiones mantenemos el movimiento con actividades al aire libre, pero mucho más desenfadadas y sin una planificación semanal. Pero no nos podemos olvidar de que los entrenamientos pautados, bien planificados y progresivos son muy beneficiosos, sobre todo el entrenamiento de fuerza para crear y mantener la masa muscular.

Hoy te traigo una serie de consejos para que pongas en práctica desde el día 1 y te ayuden a volver a incorporarla de una forma sencilla.

  1. Elige tu deporte: elige uno que te guste, es importante probar y experimentar. Crossfit, spinning, running, yoga, pilates, zumba, kickboxing… hay muchas opciones esperándote. Recuerda empezar gradualmente con una dificultad baja.
  2. Márcate objetivos del mes: si sabes de dónde partes y adónde quieres llegar puedes ir evaluando el proceso y analizando los cambios. Además así tendrás claros tus motivos y te ayudarán a mantener la motivación. Escríbelos.
  3. Crea tu propio calendario: organización para ser más efectivos. Decide qué días y a qué horas serán tus sesiones de deporte. Compagínalas con tu trabajo y tus obligaciones para que tengas todo claro y no falles. Escríbelo y ponlo en alguna pared junto con tus objetivos.
  4. Felicítate los logros: cada sesión terminada es un gran logro, es tiempo dedicado a tu salud y bienestar, es un entrenamiento de disciplina, de dedicación a ti misma. Eso produce satisfacción.
  5. Motívate con música: haz de la música tu aliada durante las sesiones. Te ayudará a subir la motivación, a subir el esfuerzo y la intensidad y a pasártelo en grande. Elabora una lista de reproducción con canciones motivadoras. Hay en internet muchas listas que podrán darte ideas o recomendaciones.
  6. Acompáñalo con un buen plan de comidas: es clave, sobre todo para lograr tus objetivos. Recuerda que tanto deporte como alimentación tienen que ir de la mano.
  7. Haz ejercicio en equipo (si puedes): ya sea en clases presenciales, con amigos al aire libre o en casa con compis de piso. La unión hace la fuerza y juntos será más fácil mantener el hábito.
  8. Aunque no te apetezca, ¡hazlo!: ya sabemos que hay días que no apetece. Pero hazlo, aunque sea por mantener el hábito. Hazlo a medio gas si ves que no puedes, pero hazlo. Si tienes dolores o molestias  consulta primero con un médico o especialista, pero recuerda que dolor no es siempre sinónimo de daño real.
  9. Dáte tiempo para crear hábito: aunque se dice que hacen falta 21 días para crear el hábito en realidad los últimos estudios indican que es bastante más. Creo que la clave no es tanto pensar en cuántos días tienen que pasar sino en hacer cada día lo que te has marcado y hacerlo tu estilo de vida. Ladrillo a ladrillo construiremos nuestro castillo.
  10. No te obsesiones: para ver los progresos lo mejor es centrarte en cómo te sientes cuando empiezas y a final de mes para comparar. El deporte no es instantáneo, más bien verás resultados a medio o largo plazo, disfruta del proceso.
  11. Comparte tus progresos: no hay mayor motivación que compartir tu progreso con otras personas que siguen un estilo de vida saludable.

Espero que este artículo os haya motivado para poneros las pilas y comenzar la rutina.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: