Pequeños hábitos para cambiar tu vida

Una vida saludable está formada por pequeñas acciones que incorporamos a nuestro día a día y que se van progresivamente convirtiendo en hábitos.

En este artículo os propongo algunos de ellos. Lee, analiza, reflexiona, organiza y añádelos a tu vida de uno en uno. Allá vamos.

  1. Madrugar: aunque parezca mentira, a largo plazo mejora el humor. Madruga para aprovechar las horas del día y para tener una rutina fija de sueño. Tener una buena rutina mañanera también ayuda. 
  2. Añade una sesión de Mindfulness de 10 minutos: solo 10 minutos al día es suficiente para empezar y, poco a poco, crear el hábito de meditar sentado. Créeme que merece la pena.
  3. Duerme sin aparatos electrónicos: media hora antes de dormir apaga todo chisme y si está fuera de la habitación, aún mejor. Ten tu propia rutina de irte a la cama en la que tengas tiempo para leer un poco, relajarte y coger el sueño.
  4. Para y pregúntate: antes de hacer, comer, comprar algo que crees que necesitas pregúntate ¿lo necesito realmente? ¿es bueno para mí? ¿y para los demás? si adquieres este hábito van a cambiar muchas cosas en tu vida.
  5. Suma algo nuevo cada día: puede ser una película, un lugar que visitar, una persona por conocer, una canción, un libro, una enseñanza… la novedad nos mantiene jóvenes.
  6. Usa las escaleras: los ascensores están bien, pero mejor las escaleras. Es un ejercicio extra que nos ayudará a mantener nuestro cuerpo sano y en forma. Úsalas.
  7. Lee cada día: por lo menos 10 minutos, si pueden ser más mejor. Si lees a diario, poco a poco, podrás ir leyendo aquellos libros que tienes en tu lista o incluso descubrir la belleza de la lectura. Anímate.
  8. Simplifica: menos es más. Tener más cosas no va a hacerte la vida más fácil, al contrario. Cuando tenemos más de lo que necesitamos toda tarea es más difícil: ordenar, limpiar, encontrar cosas, tener un ambiente de relajación…
  9. Paseos diarios: pasea, pasea, pasea. Si tienes algo que hacer ve andando (en la medida de lo posible). Y, si puedes, elige parques y jardines en tu ruta. Además, una vez a la semana sal a la naturaleza y llénate de aire limpio y de vida.
  10. Respira: aprende a respirar. Sí, ya sé que todos respiramos, pero muchos no lo hacemos bien. Aprende y practica cada día. Te cambiará la vida.
  11. Sonríe: sonríe todo lo que puedas cada día. Si no estás acostumbrado o te cuesta usa recordatorios. Sonríete en el espejo y sonríe a los demás.
  12. Agradece: al final del día acostúmbrate a pensar en cosas que han pasado por las que estás agradecido. ¡Ah! y da las gracias a los demás.

Con estos pequeños cambios notarás increíbles resultados si los conviertes en hábitos.

flowers-3655451_1920

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: