Rutina para empezar bien el día

Siempre estamos igual, siempre al corre corre… Madrugamos habiendo dormido poco, nos tomamos un café corriendo, nos vestimos y todo nos queda mal, no encontramos eso tan importante que tenemos que llevar al trabajo, ¡corre que no llegas! y claro, como para encima estar amable y con una sonrisa…

Pues bien, todo esto podemos evitarlo siguiendo una sencilla pero eficaz rutina diaria que nos hará las mañanas mucho más fáciles y agradables. Así podremos ser las maravillosas personas que en realidad somos desde primera hora del día 😉 ¡Abróchense los cinturones!

alarm-clock-1842652_1920.jpg

  1. Prepara por la noche: cuanto más trabajo te quites la noche anterior, mejor. Déjate la ropa preparada, las cosas importantes que tienes que llevar, el bolso preparado, incluso si puedes prepara también el maquillaje que vas a usar (si usas) y adelántate en la medida de lo posible el desayuno. También es una buena idea que te duches por la noches y así sólo te tengas que peinar y retocar por la mañana.
  2. Duerme las horas que necesitas: escucha tu cuerpo y dale el descanso que necesita. Recomiendan 8 horas. Un buen sueño garantiza un buen despertar.
  3. Desperézate en la cama: cuando suene la alarma, toma 5 minutos para estirarte tranquilamente en la cama y visualizar tu día. Tranquila y sin prisas.
  4. Música: es una gran idea tener una lista de reproducción de canciones que te motiven para desperezarte y ponerte de buen humor. Puedes ordenarlas de más suaves a más movidas para espabilarte poco a poco.
  5. Yoga ligero y Mindfulness: nada mejor para empezar bien el día que unos saludos al sol para estirar y preparar el cuerpo para la jornada que le espera. Con 15 minutos es suficiente. Si puedes alargar más, mejor. Acabar con una pequeña sesión de meditación también es una gran idea.
  6. Ducha: aunque si andas con tiempo justo por las mañanas es mejor que te duches a las noches, también puede ser una buena idea que a las noches te laves la cabeza y así por las mañanas puedes darte una ducha rápida de cuerpo. Si encima la terminas con agua fría será perfecto después de la sesión de ejercicio.
  7. Desayuno motivador: una de mis motivaciones más importantes para levantarme de la cama es el desayuno. Necesito tomar un desayuno sano y rico cada día. Ten varias recetas de desayunos. Tal vez uno para diario y otro para fines de semana. Que sea dulce, con fruta, y algo de cereal, como la avena. Acuérdate de ponerte el plato bonito para satisfacer también la vista. Después del ejercicio te sentará de lujo.
  8. Sonríe, sonríe, sonríe: sí, soy muy pesada con esto, pero marca la diferencia. Sonríe cuando te mires en el espejo, sonríe a los demás.
  9. Ve andado a trabajar: en la medida de lo posible, camina al trabajo. Si tienes que ir sí o sí en vehículo, date una vuelta antes de entrar, a ser posible por algún parque. Mira los árboles, respira y sonríe. Ánimo y que disfrutes del día.

Espero que esta rutina os haya inspirado y que podáis incorporarla a vuestra vida.

morning-2254975_1920

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s