Personas tóxicas

En los últimos años, se ha puesto de moda la expresión ‘personas tóxicas’ y, aunque es cierto que hay personas que tienen comportamientos desde el ego que pueden ser dañinos para uno mismo si no sabemos gestionarlos, la realidad es que es una forma de echar balones fuera y cargar al otro con la responsabilidad de tener que cambiar y comportarse como a nosotros nos gustaría.

Pero te diré algo: la persona más tóxica en tu vida eres tú. Las personas conflictivas lo son por ignorancia de sus propios conflictos internos. Los demás no nos hacen daño de forma personal, sino que reaccionan automáticamente a su propio sufrimiento. Esas personas simplemente nos hacen de espejo de aquellas heridas internas que nosotros mismos tenemos por resolver. Es decir, nos hacen daño en la medida en la que nos dejamos o tenemos cuestiones emocionales sin resolver, por lo que somos co-responsables del daño que nos hacen. Hay luz y oscuridad en todos nosotros. Las personas que nos perturban son una oportunidad de autoconocimiento y aprendizaje.

girl-1733352_1920

¿Qué podemos hacer?

  1. Renunciar al victimismo: responsabilízate de tu vida, analiza qué puedes cambiar en ti, cómo trabajar en ti mismo y deja de culpar a los demás, tú eres el único responsable de tu vida.
  2. Renunciar a ser esclavo de los pensamientos: proactividad, no resignarse. Observa cómo funcionan tus pensamientos y emociones, analiza tus creencias limitantes, cambiar tu forma de pensar.
  3. Renunciar a juzgar: cuando juzgamos nos olvidamos de comprender a los demás, desarrollar la compasión para no ser tan duro con otros ni con nosotros mismos.
  4. Renunciar a dejar de culpar a los demás de tu sufrimiento: la herida y el puñal están dentro de ti. Si algo te causa dolor, trabájalo.
  5. Renunciar a esperar algo del otro: desapégate de las expectativas, los demás no están para hacerte feliz ni para comportarse como tú quieres. Deja libertad.
  6. Renunciar a ofender o a decir cosas que el otro no puede aceptar: cuida tus palabras en tu forma de hablar y piensa bien qué vas a decir y a quién va dirigido.
  7. Renunciar a la lucha por cambiar a los demás: la aceptación hacia otros te ahorrará mucha energía y minimizará mucho tu sufrimiento.

En resumen, deja de poner el foco en los demás y ponlo en ti mismo. Obsérvate, conócete, acéptate, trabájate. 

people-2591874_1920.jpg

Espero que te haya inspirado. Nos leemos en el próximo artículo. Para mucho más sígueme en mi cuenta de Instagram @om.shanti.h 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s