Minimalismo digital

La era digital tiene sus pros y sus contras para llevar una vida minimalista.

Empecemos con los pros. La digitalización nos ha permitido reducir cosas a un simple dispositivo. Muchas cosas que antes teníamos que tener de forma física se puedan guardar todas en un aparato pequeño como un ordenador o incluso un teléfono y tenerlas accesibles con un sólo click.

Además los avances en tecnología nos permiten tener dispositivos cada vez más pequeños y multifuncionales de forma que ya no necesitamos una televisión, una minicadena, un teléfono, una radio, una calculadora, una grabadora, una cámara de fotos, un cámara de vídeo, etc. en aparatos separados y que ocupan mucho espacio, sino todo unificado en un sólo aparato. Minipunto para el minimalismo.

¿Cómo utilizar esto en nuestro beneficio?

  1. Ten los mínimos aparatos posibles y que más se adecúen a tu estilo de vida: quizás no necesites una tele, un móvil, una tablet, un portátil, un ordenador de sobremesa, un ebook, un gps, un smartwatch ni cualquier otro dispositivo con pantalla. Sé consciente de qué necesitas y qué uso le das.
  2. Escanea papeles: papeles importantes, garantías, tickets de compra que tengas que guardar, fotos, cualquier papel puede ser fácilmente convertido a pdf para que no ocupe sitio más que en un disco duro o en la nube si decides contratar espacio en ella, hay muchas empresas que ofrecen servicios de este tipo.
  3. Pásate al streaming: hoy día tiene poco sentido acumular discos de música o dvds con películas. Existen plataformas online a modo de videoclubs por un módico precio al mes. Te recuerdo que los discos hay que llevarlos al punto limpio para su correcto reciclaje.
  4. Libros digitales: hoy día hay distintas plataformas que ofrecen libros digitales. Los compras, ellos te los almacenan y puedes acceder cuando quieras y las veces que quieras a ellos mediante su plataforma con tu cuenta personal.
  5. Usa los servicios públicos: si eres un romántico de los libros en papel acostúmbrate a usar las bibliotecas. O compra en papel y vende/regala a medida que los vayas leyendo. Pero no acumules pendientes en la estantería.
  6. Cuadernos y agendas digitales: utiliza programas y apps para tomar notas digitales. Además de que muchas te permiten acceder a ellas desde distintos dispositivos, eso te hará ahorrar papel y dinero. Algunas incluso te permiten crear cuadernos. También hay agendas y planificadores digitales fáciles y prácticos de usar.
  7. Utiliza los recursos digitales de empresas y servicios: hoy en día cualquier cosa que necesites la tienes en un click. Un recibo del banco, la última declaración de la renta, la vida laboral, el padrón, informes médicos… ya no necesitas tener todos tus papeles guardados en casa, puedes acceder las 24h mediante las páginas web de los servicios públicos, bancos y otras empresas.
  8. A lo mejor no necesitas una impresora: prácticamente todo el mundo tiene una impresora en casa. Es uno de los aparatos de los que me desprendí en primer lugar. No la usaba apenas, las pocas veces que lo hacía tenía que reconfigurarla, la tinta se secaba del poco uso y los cartuchos son caros. Además ocupaba mucho espacio. Ahora cada vez que tengo que imprimir voy a una tienda de fotocopias con los documentos en un usb o incluso los envío al correo electrónico de la tienda.

Vamos con los contras. A la vez que se nos ha permitido guardar cosas de forma digital también ha surgido un nuevo problema: acumulamos archivos digitales, guardamos de todo y la memoria de nuestros dispositivos es caótica, desordenada y llena de basura digital. Aquí tendríamos que aplicar el mismo método que en lo demás: ver qué tenemos, elegir qué nos quedamos y qué desechamos y revisar cada cierto tiempo. Vamos con algunos consejos:

  1. Ordena por carpetas: distribuye tus archivos en carpetas pero simplifica, no te pases de carpetas o crearás un laberinto en el que no encontrarás nada. La clave sería tener una carpeta para documentos importantes, otra para fotos, otra para vídeos, otra para libros o información en pdf y otra para música.
  2. Escritorio vacío: mantén la pantalla principal de tus dispositivos lo más vacía que puedas, si acaso algún acceso directo de algo que utilices mucho. No dejes archivos en el escritorio. Antes de apagar el dispositivo asegúrate de guardar todos los archivos en su carpeta correspondiente.
  3. Ten solo los programas/apps que usas habitualmente: acostúmbrate a tener solo lo que usas. Si una app no la usas mucho instálala para usarla y desinstálala después.
  4. Redes sociales: ten instaladas solo las que utilizas, aunque lo ideal sería acceder a ellas solo desde el navegador para evitar el fácil acceso y con él la adicción a ellas. Revisa de vez en cuando qué cuentas sigues, deja solo las que te aporten. Sigue sólo contenido que te sirva y que no te haga sentir mal. Te dejo aquí un artículo interesante que escribí específico sobre este tema.
  5. Gestiona el uso de los dispositivos: minimalismo digital también es utilizar los dispositivos en base a la utilidad que les damos y ahí entra no perder el tiempo en ellos. Ponernos un horario de uso, utilizarlos sólo conscientemente cuando elegimos y tener momentos de desconexión es clave.
  6. Analiza qué archivos guardas: revisa cada cierto tiempo qué archivos tienes, por qué y si vale la pena tenerlos guardados. Algunos con el tiempo pierden su utilidad. Cuanto menos tengas más fácil es revisarlo.

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que os haya sido útil y que os haya inspirado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: