Cómo desechar objetos

Una de las partes más importante para iniciarse en el minimalismo es desechar objetos.

Puedes tomártelo como un proceso en el que irás avanzando a medida que te vayas sintiendo cómodo y quieras hacerlo. El minimalismo no es un fin en sí mismo sino un camino que cada uno recorre de forma personal ajustándolo a sus necesidades y estilo de vida.

Hay distintas formas de empezar a desechar cosas de tu casa pero aquí te voy a dar algunas opciones:

  1. Saca tus cosas por categorías: pon todo en un montón para que veas todo lo que tienes de esa categoría. Separa los básicos funcionales que vas a quedarte. Mira el resto que no es funcional y decide qué vas a desechar y qué vas a guardar.
  2. Revisa los muebles de almacenamiento: a veces el problema es que tenemos demasiados muebles de almacenamiento que no sólo nos quitan espacio, sino que nos hacen acumular más porque “total tenemos espacio para guardarlo”. Tendría que ser suficiente tener sólo un armario para ropa, sólo un armario como alacena, sólo una estantería para libros, etc.
  3. Analiza otros muebles: compramos muebles porque se supone que tenemos que tenerlos pero ¿los utilizamos realmente? Quizás no necesites tener 6 sillas en tu comedor, o un sofá de 5 plazas, o un televisor con su mueble correspondiente, o alfombras en cada habitación, etc. Valora tú mismo qué crees que necesitas.

La verdad es que al principio no es nada fácil y nos resistimos a librarnos de las cosas en las que hemos gastado dinero. Por eso, yo recomiendo empezar con el método Konmari ideado por Marie Kondo que, aunque no es minimalista en sí mismo porque se centra en la alegría que nos producen los objetos mientras que el minimalismo se centra más en la funcionalidad, es una guía bien pautada de cómo podemos empezar a revisar lo que tenemos y decidir qué desechamos.

Hay cosas que podemos digitalizarlas para que no ocupen espacio físico como la música que escuchamos, las películas, las fotografías, los papeles importantes, los cuadernos de notas, las recetas, las garantías, los manuales de instrucciones…

Una vez tenemos ya decidido qué no nos vamos a quedar debemos separar los objetos que vamos a desechar también por categorías porque no debemos tirarlos a la basura. Hay alternativas.

  1. Donaciones a asociaciones: podemos donar ropa, libros, muebles y mucho más a asociaciones sin ánimo de lucro. Ellas se encargan de repartirlas a personas que lo necesitan o sacar dinero para causas benéficas.
  2. Tiendas de segunda mano: podemos vender en tiendas de segunda mano aquellos objetos que estén en buen estado y todavía les quede vida útil. Seguro que a alguien le viene muy bien y además le saldrá más barato.
  3. Apps de venta de segunda mano: puedes vender objetos concretos sin intermediarios por medio de apps. Algunas están muy bien. Yo las he utilizado para vender libros, por ejemplo.
  4. Puntos limpios: para todo lo que vayas a tirar te recomiendo que vayas con tu coche a tu punto limpio más cercano donde te ayudarán a separar tus objetos para una correcta gestión de residuos. Objetos de madera, de metal, cables, electrónica, baterías… no se reciclan del mismo modo y de ningún modo deberían ir al contenedor del resto donde echamos la basura diaria.
  5. Regalos: algunos objetos, como los libros, puedes regalarlos a alguien que sepas que le va a gustar. Como probablemente lo hayas leído una vez o como mucho varias veces estará en buen estado.

Hasta aquí el artículo, espero que te haya sido útil e inspirador. ¡Hasta la próxima!

Un comentario en “Cómo desechar objetos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: